miércoles, 17 de noviembre de 2010

Odio el alcohol

Hoy os deleito con este tema juerguista del nuevo disco de TOTE:



Que hora es? Salgo de la discoteca, estoy cansado, y joder, el sol me sorprende fuera, son las 10 y pico, y no me sostengo, me permito un momento de nirvana y mierda, noto a cada paso los chupitos de Jack Daniel’s, tequila, y los cubatas de ron, el sol no perdona, pero lo combato con las gafas carrera setenteras, alguna tía se me acerco anoche, pero en mi estado, mi libido brillaba por su ausencia, así que le dije alguna borderia y todos los amigos reímos, si esa chica tiene sentimientos, no es mi problema ahora, mis colegas me siguen afuera, menuda estampa, pero supongo que mi cara no es muy distinta.

Avanzo hacia mi vehículo inteligentemente aparcado al otro lado del control de la guardia civil, en lo que parece, un destello de inteligencia antes de llegar al garito, a medio camino uno de mis amigos para a vomitar, lo abandono, a estas horas y en este estado, nadie me preocupa, y mierda, he venido con la moto, ya no lo recordaba, esto será otra odisea, la monto con algo de torpeza y una vez arriba resoplo, me coloco el casco y hago un pequeño recuento de las pertenencias… esta todo lo que creo que debería tener.

Y arranco, la bestia ruge entre mis piernas, mi harley me es fiel y arranca a la primera, consigo empezar a avanzar, parece que puedo controlarla, pero me ahogo, y me quito el casco, total, si la civil me para será la menor de mis preocupaciones, a tirones y frenazos, llego a mi casa, no tengo muy claro por donde he venido, cual ha sido mi camino, ni cuanto he tardado, pero eso ahora ya da igual, he llegado.

Subo los escalones desde el portal de la calle, hasta la puerta de mi casa, mierda, no veo casi nada, tengo la vista nublada y incluso llego a asustarme, me estará pasando algo? y deslizo la llave en la cerradura sin provocar sonido alguno gracias a los años de experiencia con casos similares, pero como no, al otro lado esta mi madre con los brazos en jarras, me paro bajo el marco de la puerta intentando balancearme lo menos posible, y mi madre habla, que horas son estas, quítate las gafas de sol!,
me permito un pensamiento de paz, no me estaba quedando ciego en el portal, se me habían olvidado las gafas…

Me mira a los ojos, y me dice, como vienes... borracho perdido, no te da vergüenza?No dices nada? Suelo intentar excusarme con mi mala pronunciación fruto del alcohol, pero no esta vez, esta vez no, en un momento de orgullo idiota le digo mama, tú no lo comprendes, soy un rockandrolla.
Y me voy para mi cama, mientras me insulta, y con razón, son las 10:45, y he quedado para una comida en el campo con los amigos a las 11:30, llegare tarde, otro caso en el que mi ego firma cheques que mi cuerpo no puede pagar…

Dicen nuestros mayores que el alcohol, es el problema de la juventud de hoy en día, los botellones y todo eso, no es verdad, el alcohol es el problema que causamos a los mayores de hoy en día, porque yo por lo menos soy feliz borracho, la vida que me rodea deja de importarme, no me acuerdo de ella, no me acuerdo de mi trabajo, ni de mis clientes, ni de mis problemas, algunos me llamaran cobarde, por evadir mis problemas con bebida y drogas, pero JA, soy un cobarde feliz!!!

La habitación entera me da vueltas, pero, el cansancio me puede y duermo, mañana los residuos en sangre del alcohol de hoy volverán a por mi, pero ahora, no me dan miedo ninguno…

Ah! Que esto era un odio….. Pues amo al alcohol!! Me casaría con el!!!!

Odio estar sobrio!!!!!!!!


Con amor-cilla hueles, se despide lo que queda de mi, jeje

11 comentarios:

sergio dijo...

maquiina que eres el mejorr jejeje llevas mucha razon en las entradas que haces jejejeje!!!!! ::)

The_Vizard_Ayllon dijo...

Ya me extrañaba a mí que escribieses un odio hacia el alcohol jaja
Aunque tú mismo estás criticando tus actos cuando vas pedo xD
Conduce con cuidado cuando vengas hacia aquí capullo! jaja

Rubén Carmona dijo...

A mi me gusta beber, a mis amigos les gusta beber, de hecho podriamos estar bebiendo siempre hermano!!! jajajajajajajajajajajajaja!!!!

(pero sin coger vehículo que de inteligente tienes lo que una rata camboyana, capullo!!!)

Anónimo dijo...

Y que razón tienes Juan, todos odiamos estar sobrios, jajajaja!!!
Muy bueno!!!

JuanFran dijo...

Negar lo evidente, es el primer sintoma del alcoholico. Mola! xD Como mínimo lo reconoces...

David dijo...

Aveces me das miedo Juan!! Pero sabes ke te digo??ke en muchos casos me siento identificad cntg asik t as ganado un lugar entre mis paginas y blogs favoritos,tnto en el ordenador como en el movil.aki tienes a un nuevo segidor!!un abrazo y sogue asi!! Odiando!!

Anónimo dijo...

El primer odio que de verdad me gusta como lo has escrito y lo has redactado y justamente va y no es un odio, que triste! A ver si empiezas a escribir mas odios como estos con esta escritura de redacción mucho mas currada, que me mola!
Por cierto pedazo de "progre" que estas hecho, criticas el primero y tu eres uno de ellos, xD!!
Un abrazo!

Juan dijo...

AAAARRRRRGGGGGHHHHHH!!!!
La maruja que llevo dentro me reconcome, que david eres? y tu anonimo, quien eres?
jajajajaja

Anónimo dijo...

Los mayores tienen razón, por algo son mayores. ¿O es que no comprendes que cuando estás borracho ya no eres tú? ¿Cuál te crees que es uno de los mayores problemas de la sociedad? Las personas alcohólicas son capaces de cualquier cosa, y son enfermos. Se joden la vida y joden la de los demás. Pero claro, esto hoy en día está mal visto decirlo, como si fuera alguna mentira...

Juan dijo...

Eso ya depende del autocontrol de cada uno amigo!
Y nunca me he creído que los mayores sepan mas de algo por ser mayores. Es mas en la mayoría de los casos no tienen ni puta idea de nada, por tener los conocimientos obsoletos.

Anónimo dijo...

Weno, por fin leo uno de tus odios!!!!!
Lo que me a sorprendido es que el Juanfran te llame alcohólico, sin mencionarse el también, jejejeje.
Y tmp estoy de acuerdo con tu odio, hay momnetos de estar borrachos, y otros no, que sabes que al final los cuerpos lo notan, y lo sabes....porque tmb te las has pegao conmigo.

Quique